Ya nunca volveria a estar solo

Soy una persona solitaria que le gusta viajar por el mundo, pero en especial me llaman la atención losYa nunca volveria a estar solo pequeños pueblos abandonados. Un día llegue a un lugar muy particular, casi no tenía habitantes, todas sus casas eran viejas y tenían un aspecto un poco aterrador.
Había una pequeña iglesia que los feligreses habían abandonado a su suerte, así que por curiosidad entre, estuve unos minutos cuando sentí que una sombra que apenas podía reconocer su cara se acercaba y avanzaba hacia a mí, pero no tenía miedo, cuanto se acerco lo suficiente le estreche la mano y me di cuenta que nunca volvería a estar solo.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: