Un cuento de terror

Un cuento de terrorLa casa de mi tía. Decidí mudarme un tiempo con mi Tía Tula, estaba enferma y necesitaba de cuidados, decían que mi tía se había enloquecido con la soledad, hablaba de fantasmas y cosas extrañas que pasaban en su casa.
Mi primera noche en la casa fue algo extraña escuchaba voces de niños, risas, movimientos extraños, cuando le pregunte a mi tía me dijo que eran los espíritus de 5 o 6 niños que se encontraban con ella y que nunca dejaban de molestarla, si bien es cierto que yo nunca pude ver a esos fantasmas, mi tía si, y lo que puedo asegurar que no estaba loca…

Siguiente Publicación: