Teeth el vampiro feliz

Teeth el vampiro feliz es una de los mejores cuentos de terror para niños que hay hoy en día, y para comenzar con este cuento te tetsugiero que lo leas en compañía de alguien más. Había una vez un feliz vampiro llamado teeth que vivía con sus padres.
Teeth tenía la mejor dentadura de toda la familia, sus dientes era casi perfectos. Tenía unos grandes dientes filudos a cada lado del a boca, eran muy blancos y muy brillantes. Los tenía en perfecto estado, además se cepillaba cada semana tres veces al día con una pasta de dientes especiales la cual le daban ese brillo y color únicos.
El padre de teeh, el vampiro Benjamín de la familia draculez estaba muy orgulloso por su hijo y por como cuidaba mucho su dentadura y de los cuidados que le daba. Hubo cierta noche en donde su padre le cuenta a su hijo una historia la cual su padre vivió en carne propia, la historia era sobre la familia draculez y de cómo falleció el padre de benjamín que en pocas palabras es el bisabuelo de teeth.
Decía que hace muchísimos años, su bisabuelo el conde Drácula draculez tenía la dentadura más grande de toda la familia pero tenía cierto defecto el cual era que no podía resistirse a morder algo rojo y a consecuencia de eso mordió una granada y por su desgracia falleció y desde el cielo se veía como caía su dentadura, la cual estaba hecha pedazos.
Teeth entendió muy bien y desde entonces la familia draculez jamás volvieron a morder algo de color rojo como por ejemplo: las granadas, las sandias, los tomates, las cerezas, los arándanos, las fresas y muchas otras cosas más las cuales no volvieron a morder en su vida.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: