Partes de un cuento – El cuento y sus partes

Las partes de un cuento se pueden dividir fácilmente y mientras se encuentran en la lectura podrán reconocer en donde se encuentra la clara separación de las mismas. cuentosEstas son nada menos que la introducción, el desarrollo y el desenlace en último lugar que viene a ser el cierre de la trama. Los cuentos son el mejor método de comunicar distintas moralejas y enseñanzas, también estos sirven para poder narrar una historia fantástica, siempre respetando el tiempo corto de narración, debido que al extenderlo deja de ser un simple cuento.

Dentro de la introducción de todo cuento nos encontramos con los datos que nos hablan de lo que está ocurriendo. Es importante que se mencione el nombre o las características de cada uno de los personajes, a esto se le llama presentación, luego también se destaca el escenario en donde se desarrollará por lo menos el comienzo de la historia. Una vez que han tenido en cuenta estos detalles que son evidentes en el área principal de todo cuento, entonces se pasa a la siguiente parte.

Partes de un cuento

Cuento

La parte del cuento destinada al desarrollo es la que podemos encontrar en el medio de la historia porque es donde ya conocemos a los personajes, pero entonces los veremos en acción. Es importante dentro de todo desarrollo que se presente un conflicto, no puede haber ningún cuento si no hay un problema que resolver, no importa si este es muy grave, o bien de lo más sencillo, este detalle importará según al público al que sea dirigido, pero aun así siempre se debe pensar muy bien en cuál será el conflicto para que el o los personajes principales resuelvan y las herramientas que tienen para hacerlo.

Por último, podemos pasar a la parte del desenlace que puede ser muy impresionante, o bien predecible. Si el lector encuentra atrapante el desenlace, entonces seguramente tendrá una opinión positiva del cuento porque es la parte más importante del mismo, ya que todo lo que leyó hasta el momento toma sentido. En esta área del cuento se busca darse un final al problema que se planteó en el desarrollo utilizando a los personajes de la introducción e incluyendo nuevos si es que se desea.

Si bien este esquema siempre se respeta en los cuentos en el orden que corresponde, hay excepciones muy extraordinarias en donde podemos leer un desenlace, luego una introducción y al final un desarrollo. Así como también existen otras variantes que son más complejas, pero le dan a la historia un condimento más interesante para poder disfrutar de la lectura.