Historias de miedo reales

La mujer curiosa. En la provincia de Marcona, a las afueras de la ciudad de Lima, existen muchas historias de terror que han atrapado tanto a los miedolugareños como a los turistas del lugar.
Y una de esas tantas historias de miedo radica en que años atrás hubo una mujer muy chismosa y curiosa, la cual se encargaba de siempre expandir cualquier tipo de rumor en los alrededores del pueblo.
Por lo general las personas no salían de sus casas cuando se pasaba de las 10 de la noche, pues ya era peligroso y muchos creían que a partir de la medianoche los malos espíritus bajaban al lugar y todos tenían la advertencia de no salir cuando se acercaba esta hora.
Sin embargo, una noche, la chismosa mujer se asomó por la ventana y vio a un grupo de mujeres vestidas de negro y con una vela en la mano caminando, como si se tratase de una procesión.
La mujer salió y recibió una vela e incluso acompañó a estas personas en una buena parte de la caminata y al llegar a la puerta de su casa, todas las damas desaparecieron y al día siguiente se espantó al ver que la vela que había recibido era un hueso.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: