Historia de la biblia para niños

Sadrac, Mesac y Abednego. El Rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro de pies a cabeza porque en un sueño Dios le dijo que su reino de oro no duraría mucho, por lo que el rey pensó que si creaba la estatua la palabra de Dios no se cumpliría. Junto con ello mando a sus sirvientes a hacer una orden que decía “Adorarán a la estatua… y cualquiera que lo haga será lanzado al horno de fuego”
Todos acataron la orden menos tres hombres, Sadrac, Mesac y Abednego, quienes eran hebreos. Los sirvientes fueron a avisar al Rey, el rey no quería castigarlo pero ya había estipulado que serían castigados. Los tres hombres sabían que era en contra de Dios adorar a una estatua y se quedaron parados y dijeron “Nuestro Dios a quien servimos continuamente nos librará del horno. Pero si no, tampoco vamos a servir a tu estatua”.
El Rey Nabucodonosor, se enfadó ante la respuesta y mando a calentar el horno, luego ataron a los tres hombres y los tiraron al fuego. El Rey vio a 4 hombres por lo que quedo asombrado porque el cuarto era el hijo de Dios y ninguno estaba lastimado.
Después los tres hombres salieron del horno, sin ningún rasguño ni olor a fuego. Es así que el Rey recapacitó y oró a Dios.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: