Cuentos terror

Los hijos de Satán han Pagado. Federico era un chico un poco raro miembro de la aldea donde vivía, terrnadie se juntaba con él porque decían que tenía poderes extraños, mi abuelo era el líder de la aldea y de una secta satánica. Una noche convencieron a Federico acercarse a una cabaña, mi abuelo con los demás miembros lo agarraron, amarraron y después le dejaron caer aceite caliente, todavía moribundo lo cortaron, esto fue como tributo al chamuco.

Al día siguiente mi abuelo amaneció sin vida en su casa, le habían sacado quitado los ojos, y le habían quitado una mano, la cual habían utilizado para escribir el siguiente mensaje “Sangre inocente ha sido derramada, los hijos del chamuco perderan la vida”, al poco tiempo todas las personas que habían participado en el rito murieron.

Después caminaba por el bosque cuando vi una figura sin ojos que decía “los hijos de Satán han pagado”…

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: