Cuentos pequeños para niños

Cuentos pequeños para niñosEl hombre y el hechicero. En una época donde el honor era lo primordial y las riquezas valían poco.
Existía un hombre rico y ambicioso, para él, el honor no era nada, afirmaba que eso se podía conseguir en cualquier lugar, pero que las riquezas que él poseía, nadie en esta tierra las podría obtener con tanta facilidad como él lo había hecho.

Sin embargo en este cuento para niños, el hombre es visitado por un hechicero, quien le dice que sus riquezas lo llevarían a la miseria, pues su honra estaba por el piso y sus valores nada valían, ya que con mentiras y robos había conseguido toda esa fortuna.

El hombre que no estaba dispuesto a cambiar su dinero por ningún otro bien en este mundo, le dice al hechicero que se marche que de él nada conseguiría.

El hechicero al no conseguir que el hombre cambie su postura, decide quitarle todo y lo deja vestido con unos sucios trajes y le dice antes de marcharse:

– Tus riquezas recuperarás cuando aprendas a darle importancia al honor.

El rico hombre que ahora no tenía dinero, decide ponerse a pedir unos centavos en la calle para poder comer.

Mientras tanto, los años pasaron y no conseguía recuperar nada de sus riquezas.

Hasta que un día de lluvia ve a un niño con hambre y todo flacucho al que la gente no le ayudaba, por lo que decide acercarse y le invita pan y queso que tenía entre sus cosas.

Este había sido el primer acto de caridad que este hombre había tenido con alguien.

Por lo que en este relato para niños, se cuenta que esa misma noche el hechicero vuelve y le regresa al hombre sus riquezas.

El hombre le dio casa al niño y compartió su fortuna con el pueblo.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: