Cuentos de vampiros para niños

El vampiro desdentado. Existen muchos cuentos de terror para niños y uno de esos cuentos, trata sobre el vampiro desdentado, Cuentos de vampiros para niñosun pequeño niño Drácula que no podía comer nada rojo porque estaba prohibido para la familia Draculez, es decir no podía comer fresas, granadas, sandías, tomates ni nada de ese color; así que solamente comían frutos naranjas, pues los alimentos de este color les era lo más parecido al color rojo que podían probar.
Este cuento les trae un mensaje claro a los pequeños de la casa. Pues ya que el pequeño niño Drácula no podía comer nada rojo, la noche de Halloween se le ocurrió morder una calabaza, pero como todavía no estaba madura, se le terminaron cayendo los dos colmillos y sin darse cuenta sus padres también mordieron unas calabazas muy duras y a todos se les cayeron los colmillos.
Por lo que estaban tristes por no poder morder nada, así que al pequeño vampiro, no se le ocurrió nada mejor que ir a conseguir la mayor cantidad de frutos rojos y prepararles una sopa a sus padres, a pesar que el padre se molestó porque su hijo había desobedecido el mandato de no comer frutos rojos, luego se lo terminó agradeciendo.
El pequeño niño vampiro terminó siendo el héroe del cuento, ya que en cuanto todos acabaron de beber la roja sopa les crecieron unos dientes mucho más bonitos en comparación a los que tenían antes.
Gracias a que los frutos rojos ayudan a que tengamos dientes mucho más grandes y fuerte, a pesar que estos no son de lo más espeluznante, logra dejar una gran lección para tener unos dientes sanos y fuertes.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: