Cuentos de terror inventados

En este espacio encontraras excelentes Cuentos de terror inventados.

Excelentes Cuentos de terror inventados

La vieja cabaña abandonada

Cuentos de terror inventados

Tenía 14 años y mi hermana 12 cuando mis padres decidieron comprar una cabaña cerca de un bosque donde pasaba un hermoso lago, como habíamos dejado a todos nuestros amigos atrás, todo el día pasamos dando vueltas por el campo, fui así como encontramos una vieja cabaña la cual decidimos convertir en nuestra guarida de secretos.
El hecho es que con el tiempo empezamos a escuchar ruidos extraños cuando entraba la noche, pero no le pusimos atención porque pensamos que era por lo viejo de la casa, un día mi hermana discutió muy fuerte con mis padres por lo que decidió salir de la casa.

Más tarde mis padres me dijeron que no encontraban a mi hermana y si sabía a donde había ido, así que yo les dije que sabía a donde estaba y que la traería de regreso.
Cuentos de terror inventadosPor más que busque la cabaña nunca la encontré, pensé que me había perdido por la oscuridad de la noche, pero se hizo de día y jamás volvimos a encontrar esa cabaña y mi hermana desapareció misteriosamente, jamás la volvimos a ver.
Así que decidí viajar por el mundo hasta encontrar por fin a mi hermana, fui de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, hasta que una noche, escuche una historia que termino mi búsqueda, se trataba de una hermosa muchacha que vivía en una vieja cabaña en un extraño bosque.

El cementerio de las brujas

Cuentos de terror inventados

Se escucha con mucha frecuencia en México, que en una comunidad, cuyo nombre no se revela, tienen por costumbre enterrar a los hechiceros brujos y brujas en un lugar distante del cementerio.

Aun y cuando no establece una diferencia notoria todos saben que es ese el lugar destinado para aquellos que de la hechicería hacían uso cuando en vida se encontraban

De esta forma mantendría a dichos espíritus alejados de los vivos el día de los muertos, donde tradicionalmente, se cree que se les permite salir y merodear por los rincones de las distintas calles, de las ciudades.

De esta forma van asustando y jugando bromas a quienes se les aparecen, ocasionando ataques de pánico y terror inmenso de ese que hiela hasta los huesos y entumece todos los músculos.

Tradicionalmente este día es una celebración y un festín, para los vivos, pues hacen tributo a aquellos que ya no se encuentran entre nosotros, familiares y amigos son recordados con alegría.

Se preparan comidas y los niños corren y juguetean, por todos lados, cuando lo idea es que se queden en casa, encerrados con temor a por los espíritus ser burlados.

Por lo que a estar en la calle, disfrutando y compartiendo es una tradición. Ahora no sabrás decir si el personaje que tienes al lado es un espíritus o un ser vivo y estas compartiendo con él como si nada.

Dudarás de tu compañero de baile, y no tendrás tu casa en las cercanías del cementerio, no sea que te conviertas en blanco de los espíritus que allí viven.

Más Historias y Cuentos

Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.