Cuentos de terror infantiles cortos

La lección de Celia. Este cuento de terror empieza así. “Mama, mama” gritaba un niño asustado que corría por toda la casa, el niño se llamaba Álvaro. “Que sucede hijo” pregunta su madre. “Hay una mano verde y peluda en mi cuarto que me quiere hacer daño” dijo el niño Juan. Cuando de repente mama dio un fuerte grito el cual decía “Celia”.
La puerta que estaba al lado de la habitación de Juan se comenzó a abrir y una carita de niña se asomó y dijo “¿Que pasa mami?” y la madre le respondió “¡Cuantas veces te he dicho que dejes de asustar a tu hermano!” y entonces Celia le respondió con una enorme sonrisa en el rostro “es que es muy gracioso”. A la mañana siguiente sus padres le dice a Celia que saldrán con su hermano a una cena, y Celia les dice “y porque yo no voy”. “porque estas castigada” le dijo su mama, a Celia no le parecía que se mereciera tanto castigo solo por asustar un poquitito a su hermano.

Sus padres le dicen que regresaran tarde como a las 10 pm, y que en la estufa esta la cena, que limpie y que se acueste temprano. Cuando se fueron no hiso nada de lo que sus padres le habían ordenado hacer y se dispuso a ver televisión comiendo helado.

Cuando de pronto las luces se apagan, ella fue hacia el sótano donde se encontraba el interruptor de la luz por desgracia de ella estaba prendido, no supo que hacer hasta que vio una sombra pasar sobre ella, asustada corre a su habitación pero siente que algo peludo rosa sus hombros, ella se asusta mucho hasta que llegan sus padres y les cuanta lo que paso, pero aun así no le creen. Desde entonces Celia no volvió a asustar a su hermano menor.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: