Cuentos cortos infantiles

En un tiempo lejano, los animales podían comunicarse con las personas, ellos podían hablar. Un tigre muy valeroso y curioso por demás, se acercó a un búfalo que se encontraba comiendo muy tranquilo junto con su amo. Cuentos cortos infantilesEl dueño de este animal era nada menos que un débil humano que se acostaba bajo el árbol de plátano a comer, entonces no sería extraño que el tigre se pregunte porque se dejaba dominar un terrible animal por simplemente un hombre. Le preguntó al búfalo porque lo obedecía, pero él no era sabio como para responder y tuvo que ir directamente para hablar con el humano que yacía bajo el árbol.

Cuando el tigre llegó a tener su primer contacto con el humano, este tuvo mucho miedo y pensó que sería su fin, pero entonces es que el tigre comenzó a contarle sobre su curiosidad por la sabiduría, le dijo que no se lo comería por un rato hasta que le dijera que significaba y la comparta con él. Este tigre haría cualquier cosa con tal de conseguir un poco de esta sagrada sabiduría que lo haría superior a los demás en la selva.

El humano gentilmente le dijo al tigre que se había olvidado la sabiduría en su hogar, pero para llegar a este debía ir solo porque toda la gente de la aldea atacaría al tigre si lo viera, entonces él debería esperar. Antes de irse también le dijo que lo tenía que atacar para evitar que se coma a su búfalo. El tigre asintió a todo para ver tan increíble sabiduría. Cuando llegó nuevamente el humano, lo hizo junto a sus hijos que eran dos, entonces toda la familia le puso junto paja por encima diciendo que ahora le darían la sabiduría y lo prendieron fuego. El tigre se escapó de las cuerdas que lo ataban y fue corriendo al río para poder curar sus heridas, pero entonces lo que antes era un tigre blanco, ahora en cambio comenzaba a ser un tigre naranja con manchas negras donde la cuerda lo tomaba y nunca más se acercó a los humanos.

 

Un conejo en la vía.

conejoUna familia se disponía a pasar unas gratas vacaciones con sus dos hijos menores, el tema es que todos querían divertirse y en el mismo viaje ya estaban jugando los hermanos en la parte trasera del auto. Luego, lo que sucedió es que el hombre de la familia atropelló algo a lo cual no le dio importancia y siguió su camino, no sucedió lo mismo con los chicos que a pesar de que su madre comenzó a cantar para que ellos se distraigan y no piensen en que su padre había atropellado algo en el camino, ambos vieron para atrás y se dieron cuenta que había un conejito tirado en la carretera casi sin vida.

Los niños insistieron tanto a su padre para que frene el auto, que luego de unos minutos no tuvo más remedio que hacerlo, ya no podía más con la culpa de lo que había hecho y encima los chicos que tanto insistían lo lograron. El coche se detuvo y en ese mismo momento bajaron para recoger al conejo que yacía en el piso. Sin embargo, aún estaba vivo y podían llevarlo pronto al veterinario para que se mejore y recupere por completo. Así lo hicieron, pero luego de hacer con el auto unos metros, se encontraron con la policía que los frenaba porque al instante había caído en la carretera una piedra muy grande que serían ellos quienes hubieran estado debajo si no volvían por el conejo.

Habiendo salvado sus vidas al rescatar a este pequeño conejo, pronto lo llevaron a la veterinaria, en donde lo curaron, lo protegieron y sanaron todas sus heridas hasta que estuvo en condiciones de ser libre. Cuando el conejo estuvo sano, los chicos junto con su familia llevaron al animal al bosque para que sea totalmente libre, los niños querían quedarse con el conejo, pero se dieron cuenta después que lo mejor era dejar que sea libre y feliz en el lugar donde se crió.

El grillo Cri cri cri.

grilloEn una casa hermosa del país muy muy lejano vive una bella princesa que otra vez es mamá. Tiene ya cinco pequeños y uno más llegará.

Que bello jardín, hay muchas flores allí. La casa está preparada para recibir a una nueva princesita que va a venir. Sus hermanitos la esperan con ansias y sus padres anhelan verla sonreír.

Los sirvientes están trabajando, poniendo todo en orden en el castillo, el cuarto más bello y grande está siendo preparado para a la princesita recibir. La pequeñita se llamará Verónica y está a punto de llegar.

De pronto ella está aquí. Mamá la ha traído al mundo ya. Todos la escuchan llorar. La calman con cuidado y la besan de emoción hasta que en silencio todos quedan para verla descansar y contemplar su soñar.

El silencio dura poco porque algo ocurre en el lugar, un sonido que aturde se deja escuchar. Cri, cri, cri. ¿Qué pasará?, ¿quién será?, cri cri cri se deja escuchar. Otra vez es el sonido, ¿qué pasará?
Los padres desesperados quieren ver a su princesa descansar y les ordenan a los sirvientes que busquen el origen de ese ruido ya! todos se ponen en marcha y nadie sabe qué será, buscan aquí, buscan allá, buscan por allí, largas horas pasan buscando y buscando sin nada encontrar.

Aunque todos están en silencio no se puede descansar porque el cri cri cri no se para de escuchar. La más pequeñita de las hermanas sale corriendo al jardín a buscar y buscar hasta que encuentra a un pequeño amigo, que es capaz del ruido originar.

Se trata del grillo cri cri cri, el grillito del jardín que no para de cantar. ¿Qué haces grillito? Le pregunta la hermana princesita: ¿No sabes que en el palacio en silencio todos están por la llegada de mi hermanita que dormidita está? El grillito la mira y sonríe: Disculpe usted mi bella princesita, del festín también quería participar y pensé que la mejor manera de darle la bienvenida a esta bonita era regalándole mi cantar.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: