Cuento de terror corto

El viejo hotel de la montaña. Todos los años nos vamos de vacaciones con mis amigos a una zona nevadaCuento de terror corto para poder practicar el esquí, en un ocasión no encontramos disponible ninguna habitación en el hotel que acostumbrábamos quedarnos, por lo que optamos por buscar otro alojamiento cercano.
Encontramos un pequeño hotel que estaba algo abandonado, desde la primera noche notamos cosas extrañas habían fiestas a altas horas de la noche, por el ruido no podíamos dormir, íbamos a poner la queja a recepción pero parecía que no hacían mucho caso. Así que un día quisimos saber quiénes eran los que hacían las fiestas, intentamos abrir la puerta pero no pudimos, de repente venia el botones, nos escondimos atrás del sillón y cuando abrió la puerta no había nadie…

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: