Cuento de ricitos de oro

En este cuento para niños relataremos acerca de una niña llamada Ricitos de oro, quien en su camino se topa con la casa de tres ositos.

Se cuenta que Ricitos de oro, se encuentra un día caminando por el bosque para recolectar algunas vallas y frutas como solía hacerlo junto a su madre, sin embargo al no darse cuenta el camino que había tomado, ricitos de oro se pierde en lo profundo del bosque.
Mientras la pequeña, en esta fábula para niños, se encontraba buscando algún camino del bosque que le fuese familiar, le llegó la tarde.

Entonces Ricitos de oro encuentra una cabaña en el bosque y decide entrar, mientras preguntaba si había alguien, nadie le respondía y en la mesa encontró tres platos de avena.
Ricitos de oro con hambre decide probar una de las avenas, pero una estaba muy fría, probó la otra avena y ésta estaba caliente, finalmente la tercera avena estaba tibia, por lo que Ricitos de oro decide comérsela.

El sueño invadía a Ricitos de oro y decide ir a dormir, pero una de las camas estaba muy blanda, la otra cama muy dura y la última cama estaba perfecta por lo que se quedó ahí dormida.
Tres ositos llegan a la casa y sorprendidos notan que han probado las avenas y la avena de bebé oso está vacía.
Al ir al cuarto notan que alguien ha probado las camas en una se encuentra Ricitos de oro profundamente dormida.

La niña despierta y atemorizada explica a los osos lo que le ha sucedido, los tres ositos en esta leyenda para niños, deciden ayudar a Ricitos de oro y la llevan al final del bosque para que encuentre su casa.

Ricitos de oro y los tres ositos se hicieron amigos.

Siguiente Publicación:

Publicación Anterior: